La ruta del olivo es otra de las visitas obligadas en la ciudad de Mendoza. Se trata de un recorrido en donde diferentes establecimientos dedicados a la olivicultura, abren sus puertas a los turistas para que vean, degusten y compren productos.

Se recomienda optar por esta excursión en el mes de otoño, ya que es época de cosecha, y en algunos lugares, como en Zuccardi, mediante el programa “vení a cosechar”, te permiten participar de la cosecha y llevarte tu propia botella de aceite para consumir.

La ruta del olivo no es solo en la Provincia de Mendoza, sino que se extiende por Catamarca, La Rioja y San Juan, provincias que también se dedican a cosechar productos derivados del olivo, como las aceitunas y aceite de oliva, por lo general.

Si te interesa aprender sobre este tipo de alimentos, cómo se hacen y cuál debe ser el entorno para su cosecha, esta excursión no deberás perdértela.

¿Dónde empezar?

Maipú es el lugar que da origen a la ruta del olivo, región que se destaca por ser en donde se plantaron los primeros olivos, hace ya 400 años.

La Ruta del Olivo cuenta con un recorrido de más de 15km, y es transitada por un promedio de 2500 turistas al año, en donde se visitan diferentes establecimientos olivícolas y se degustan productos de todo tipo.

Las almazaras que componen la “Ruta del Olivo” son Olivícola Laur; Pasrai Olivícola Boutique; Maguay; Simone; Nobile; Cava del Oliva Familia Paoletti; Palazzini; Zuelo-Familia Zuccardi (que tiene Pan & Olivo el único restaurante); Lovers Oil (que tiene en proyecto abrir oferta gastronómica); Domaine St. Diego; Club Tapiz; y Don Bosco. (Los últimos tres son bodegas que muelen sus propias aceitunas y producen el aceite de oliva).

Familia Zuccardi

La famosa bodega es uno de los mejores puntos de interés para visitar y matar dos pájaros de un tiro. Pruebas los vinos, recorres la bodega, elaboras tu propio aceite de oliva y disfrutas de la gastronomía mendocina en su restaurante: Pan & Oliva.

San Rafael

San Rafael es otro maravilloso lugar que deberías visitar si estás por la provincia de Mendoza. Además, es uno de los lugares más importantes para la cosecha de aceitunas y aceite de oliva. Entre ellos: Yancanelo.

Si no lo conoces, deberías visitarlo y llevarte una botella de aceite de oliva -o unas cuantas-. Yancanelo produce sus productos a través del método sinolea, uno de los métodos que permite una mejor extracción natural del aceite, por goteo natural en frío.

De este modo, se conserven así las propiedades organolépticas, garantizando un mejor contenido de antioxidantes naturales y componentes que se relacionan con la calidad del producto final.

De pasada por San Rafael, puedes aprovechar para visitar lugares como el Cañón del Atuel, Valle Grande o el dique Nihuil.