Una de las atracciones turísticas, y también el pico más alto de Argentina: es el cerro Aconcagua, con casi 7 mil metros de altura que desafían, año tras año, a los andinistas de todas partes del mundo.

Si tienes pensado escalar el Aconcagua, te contamos los desafíos de esta travesía, los distintos caminos y la duración de la subida que, te aseguramos, será una experiencia que recordarás toda la vida.

Altura del aconcagua

La montaña cuenta con dos cumbres: el conocido como Norte, con 6.962 metros de altura sobre el nivel del mar, y el Sur, con 6.930 metros.

cerro aconcagua mendoza

La temporada para visitar el parque provincial Aconcagua se extiende desde el mes diciembre hasta marzo, donde entre seis mil y siete mil visitantes intentan escalar la cumbre.

Donde está ubicado exactamente

El cerro Aconcagua se encuentra precisamente en el departamento de Las Heras, provincia de Mendoza. Forma parte de la cordillera Principal, una de las cadenas montañosas que integran la cordillera de Los Andes.

Al noreste limita con el Valle de las Vacas, mientras que al Sudoeste se encuentra la quebrada y el Valle de Los Horcones.

El parque provincial Aconcagua fue declarado reserva natural protegida en el año 1983.

Últimos pasos exigentes, y con los ojos medio cerrados por el cansancio, llegué. No había más nada que escalar, y se sentía raro caminar en terreno plano.
Abracé a Andrei. Primera lágrima. Abracé a Mircea. Caminé un poco mareado hacia la cruz y la toqué. Me senté al lado. Me preparé para lo que había esperado por tanto tiempo, y me dejé llorar

Martín Drabble – diarioelargentino.com.ar

El parque está compuesto por dos áreas, cuyas actividades son completamente distintas: valle de los horcones y cerro Aconcagua.

Rutas de ascenso

El cerro Aconcagua posee distintas rutas de ascenso las cuáles fueron proporcionadas por experimentados andinistas, y es recomendable hacerlas en grupo con guías que dirijan la excursión.

Ruta normal

La ruta normal es la que se accede por el noroeste. Esta ruta no presenta grandes dificultades, asi que no se necesita tener experiencia previa ni haber escalado montañas. Entre el punto de partida y la cumbre, el itinerario más utilizado consta de 3 acampadas hasta finalizar el recorrido, conocidas como: Canadá, Nido de Cóndores y Berlín.

Según las condiciones climáticas, en ocasiones se suele precisar contar con equipos especiales de seguidad, pero comunmente se asciende a caminata con el equipo tradicional para trekking.

Ruta glaciar de los polacos

Una de las rutas más bellas, desafiantes y menos transitadas, ya que es escalada por andinistas con experiencia porque requiere de conocimientos técnicos.

El aproximamiento se hace por el valle de las Vacas hasta la ruta del Glaciar de los Polacos, y de alli se inicia la subida hasta el final de la cumbre por la vía normal.

Cuál es el equipo necesario

Dependiendo la ruta que elijas necesitarás más o menos equipo, y también cabe mencionar que se pueden alquilar casi todos, pero en la mayoría de los casos son:

  • Ropa para aislamiento del frío. Ropa interior larga, buzos polares o tejidos de lana, y camperas y ropa impermeables.
  • Gorras de lana o con forro polar. Cascos.
  • Guantes.
  • Gafas de sol polarizadas.
  • Zapatillas o botas de trekking.
  • Mochila de campamento de al menos 70 litros.
  • Bolsa de dormir.
  • Navaja de bolsillo.
  • Termos y botellas con agua.
  • Pantalla solar.
  • Calentador.
  • Elementos de cocina.
  • Piqueta.
  • Estacas de nieve.

Y algunas cuantas otras cosas más que se especifica al momento de contratar la travesía.

Cuanto dura la travesía

El promedio para ascender y descender el Aconcagua es de 12 días, pero todo depende de la expedición que se contrate, la cantidad de acampadas que tengas previstas y el ritmo que se lleve durante el trayecto.

La subida al Aconcagua no un simple trekking. Se requiere de contar con una buena condición física. Las condiciones climáticas y la altitud representan un desafío para lograr llegar a la cumbre.

Se recomienda siempre el servicio de guía para hacerlo, ya que ellos conocen bien las rutas, las condiciones meteorológicas y el ritmo que debe llevarse para evitar el agotamiento físico.

Si bien no es una travesía peligrosa, no deja de ser una montaña y debe afrontarse con ciertos cuidados y respeto.

Sea cuál sea la ruta que elijas, la excursión que contrates o el clima que te toque, escalar el Aconcagua es una experiencia única y maravillosa en la vida, por lo que debe tomarse como tal, y disfrutar de la travesía sin pensar solo en llegar a la cumbre.